Donde podrás compartir (o no) mi visión sobre el lolita, sobre la realidad que me rodea, y conocer el enjambre de avispas que suele poblarme la sesera...

martes, 7 de enero de 2014

Pequeños (des)propósitos de Año Nuevo dispuestos a quedarse hasta 2015

- Cuidarme más. Por dentro y por fuera. Dulcificarme la autocrítica, que muchas veces se me atasca en modo dictatorial y me hago sufrir a mí  misma.

- Relajarme. En muchos sentidos y frentes. Hacia los demás, sobre todo. Que acumulo berrinches a lo Diógenes y acabo más quemada que una moto vieja.

- Tatuajes. Voy a continuar pintándome. Son una licencia artística cutánea y me gusto más con ellos. Pero soy muy tiquismiquis con las localizaciones, por lo que aún sigo buscando el sitio perfecto para el par de ellos más que tengo en mente.

- Hacer aquello que disfruto. Léase sesiones de fotos (agradezco si me dais un Me gusta a la página), escribir, lolitear (a mi aire o en grupo)...

- Dejarme querer por los que me quieren... y a los que no, puerta. Sin más. Una de las razones por las que acumulo estrés muchas veces es por no saber dar boleto a la gente que no me conviene. Y seguir perfeccionando la técnica del NO.

Y para mí, ya me vale. Que este año tiene que dar para mucho... pero los propósitos que me he puesto no son poca cosa para nada. Así que a por ello :)

Fotografía por Escotofóbica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada